Loading...

jueves, 25 de noviembre de 2010

EL LEGADO DE SERGIO VALECH


Por: Bernardo Yáñez Stumptner
La defensa de los derechos humanos es el principal legado que deja Sergio Valech, quien estuvo a la cabeza de la Vicaría de la Solidaridad en los últimos años de la dictadura y los primeros de la transición, entre 1987 y 1992, convirtiéndose en el último vicario de la institución. Este trabajo que comenzó después del golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973, cuando un conjunto de iglesias cristianas y miembros de la comunidad judía chilena fueron liderados por el cardenal Raúl Silva Henríquez y crearon el Comité de Cooperación para la Paz en Chile, más conocido como Comité Pro Paz.

La agrupación entregó asistencia social y legal a las víctimas de violaciones a los derechos humanos de la dictadura de Augusto Pinochet. El comité Pro Paz fue disuelto en 1975, pero el entonces arzobispo de Santiago, Raúl Silva Henríquez, solicitó al Papa Pablo VI la creación de la Vicaría de la Solidaridad, que comenzó a funcionar el 1 de enero de 1976, con el sacerdote Cristián Precht Bañados como primer vicario, era parte de la iglesia y contaba con el apoyo del Arzobispado, fortaleciéndola ante el régimen que encabezaba Augusto Pinochet, labor que fue reconocida por la ONU.

Sergio Valech tuvo un protagonismo importantísimo en la época al negarle al fiscal militar Fernando Silva la entrega de las fichas y archivos de casos de ayuda que la Vicaría de la Solidaridad, arriesgando ir a la cárcel. Hoy el mismo ex fiscal militar visitó el velatorio del sacerdote millonario, que hizo votos de pobreza, y que ayudó a los más necesitados y vulnerables.

Sin duda la democracia le debe un reconocimiento a la labor de la iglesia y al apoyo que prestó la Vicaría encabezada en los momentos más duros de la opresión a monseñor Valech.

Escuchar voz de monseñor Sergio Valech en una grabación de Radio Cooperativa: http://www.cooperativa.cl/audios--la-voz-de-monsenor-sergio-valech/prontus_nots/2010-11-24/115237.html

2 comentarios:

  1. Monseñor Sergio Valech fue un hombre muy valiente para esos tiempos.

    ResponderEliminar
  2. Como profesor de viejo cuño que soy, recuerdo muy bien cuando el obispo Valech, el mismo que tildaban de momio se la jugó no entregando las fichas de la Vicarìa de la Solidaridad al fiscal Torres. Y habìa que ser muy valiente para eso, eso habla de un hombre que pasarà a la historia como un valiente.

    ResponderEliminar